martes, 7 de noviembre de 2017

10 hábitos (sencillos) para mantener una salud física, mental y emocional óptimas



¿Qué te parece incorporar alguno de estos en tu nuevos hábitos saludables?
1.- Haz deporte todos los días.
Sé que no tenemos tiempo… O sí. Una simple tabla de ejercicios para realizar en 10-15 min. o subir siempre por las escaleras podría ser suficiente para aquellos más atareados. No todo el mundo puede practicar regularmente un deporte (si tú puedes, hazlo!), pero sí ejercicio físico, por supuesto adaptado a la edad en cada caso. Nadar, correr, o simplemente andar, está al alcance del 95% de la población. Por otra parte el deporte es el rey de las aficiones, pero lo ideal es tener varias de ellas: cine, música, teatro, viajes, gastronomía… El ocio da, sin duda, calidad de vida.

2.- Lee.
No es suficiente con leer la prensa, una revista, o una entrada de Wikipedia porque sentimos curiosidad por la vida de un actor. “Lee libros”. Pero no solo los que obligatoriamente deben leerse por el trabajo o los estudios. Lee por puro deleite. Lee lentamente, por la noche. Aprendiendo o simplemente disfrutando de la historia. Un hábito extraordinariamente positivo para el bienestar emocional es leer libros de divulgación científica, ya que de ciencia, seamos honestos, la mayoría no sabe nada, y resulta altamente estimulante entender la teoría de la relatividad, qué es un agujero negro, o conocer las especulaciones de los científicos más rigurosos en torno al futuro de la Humanidad.

3.- Mantén el contacto con el medio ambiente.
España es un país que goza de un clima excelente. Está claro que lo más recurrente es apuntarse a un gimnasio, pero si tu tiempo o ubicación te lo permite, da un paseo por el monte de vez en cuando. Recomendamos especialmente el senderismo. Y si puedes ir a la playa, báñate en el mar, incluso fuera de temporada (aunque esté el agua muy fresquita).

4.- Desarrolla tu inteligencia emocional.
La vida es, en ocasiones, muy dura. Pero objetivamente las cosas son lo que son, y desde luego los problemas no se solucionan dramatizando o atormentándose de más. La mayoría de problemas tienen solución, pero para encontrarla se debe tener una actitud madura, tranquila, inteligente, positiva y constructiva. Una buena actitud vital es el optimismo-realismo. Como dijo Benjamín Disraeli: “I am prepared for the worst, but hope for the best.” (“estoy preparado para lo peor, pero espero lo mejor”), si bien personalmente me gusta más una máxima muy similar: “Espera lo mejor, prepárate para lo peor, y al final acepta lo que venga”.

5.- Controla tu peso ideal…
Así como las cifras adecuadas de tensión arterial, colesterol, triglicéridos…, manteniendo siempre los niveles normales. Si llevas una vida sana, no vas a tener ningún problema. Sin llegar a ser hipocondríaco, sí resulta conveniente realizarse una analítica completa al menos una vez al año.

6.- Sonríe.
Esta es muy simple: sonríe, y nada más. Encuentra motivos para sonreír, porque los hay, y en caso de duda: sonríe. Sonríe mucho a tus amigos y sonríe serenamente a los que se consideren tus enemigos. Sonríe a todo en mundo, empezando por ti mismo.

7.- Ten siempre un objetivo.
“No me llames iluso porque tenga una ilusión”. Hablamos de retos, objetivos personales y/o profesionales. Es bueno tener varios al mismo tiempo, de modo que la no consecución de uno de ellos no nos haga sentir frustración. Luchar por conseguir estas metas, sin duda nos mantiene vivos, despiertos, activos e ilusionados. Sobre todo, intenta ser feliz en el trabajo. No todo el mundo puede dedicarse a aquello que más le apasiona, pero en cualquier actividad hay algo apasionante (solo hay que buscarlo).

8.- No te automediques.
Si no te duele nada, estás bien. Si te duele muy poco, también estás bien. Y si te duele mucho, no busques en Internet; ve al médico. Los medicamentos, salvo los más populares e inocuos, siempre los receta el facultativo, y deben ingerirse respetando estrictamente las instrucciones.

9.- Sé tú mismo.
Toma buenas decisiones, sé libre a la hora de tomarlas. Si puedes elegir, elige hacer lo que más te guste. Que no te preocupe lo que piensen los demás. No des demasiadas explicaciones; tus amigos no las necesitan y tus enemigos no las merecen… Puedes cometerlos, pero no insistas en los errores. No “persigas” a una persona que no desea relacionarse contigo (y mucho menos a un/a ex). Haz exactamente lo que te apetezca en cada momento de tu vida, aquello que te haga feliz; sé totalmente libre con el único e importante límite de la libertad de los demás.

10.- Ama.
Ama las personas que hay en tu vida, empezando por ti mismo, sobre todo a las que has elegido en un momento del camino. Ama a tu familia y amigos cercanos. Con el resto, sé educado, generoso, amable, sincero, honrado, “buena persona”… Que tu actitud normal sea afable, y no beligerante. Obviamente la vida no es un camino de rosas, y se debe mantener el carácter, la garra, e incluso ser ambicioso en la búsqueda de los citados retos y objetivos, pero siempre respetando las reglas del juego limpio, exhibiendo valores, noblemente, no perjudicando a nadie.


La imagen puede contener: 1 persona, texto

¿Qué come un vegano?


Esta entrada va dedicada a las preocupadas madres cuyos hijos comienzan a ser veganos y no saben que hacerles de comer, por eso buscan en Google ¿Qúe Come un Vegano? 
Es habitual hablar con una persona no vegana y que esta te pregunte extrañada:
"Pero si no comes ni carne, ni pescado, ni huevos, ni queso ¿entonces que comes?"
Lo que está claro es lo que no come un vegano, pero la opinión generalizada es que tenemos poco donde elegir. Veremos que esto no tiene porqué ser verdad, es solo un punto de vista, y hablaŕe de la infinidad de posibilidades que tiene una dieta vegana y también daré mi opinión y experiencia sobre que alimentos son los más adecuados. Ojo, que también ¡ se puede ser vegano y comer muy mal !

¿Sustitutos de la carne y pescado?

Una postura habitual en la gente que comienza una dieta vegana es buscar sustitutos de lo que comía antes. Por ejemplo, intentarán buscar un sustituto al filete de antaño o algo parecido al queso. El tofu y el seitán podrían ser sustitutos de la carne y pescado (por su similar contenido en proteínas y textura) y los quesos veganos les recordarán la cremosidad del queso de vaca.

En mi opinión, no es que esta postura sea equivocada, pero simplemente no es necesaria. Me explico, no tienes porqué buscar alimentos parecidos a los que comías antes ya que estos están procesados, buscando un aspecto o textura similar a los productos animales (hamburguesas veganas, quesos veganos). No digo que sean insanos, pero no conviene abusar de los alimentos procesados. Si te gustan, cómelos solo de vez en cuando.

Si este deseo de comer algo parecido a un filete o al queso es muy fuerte, deberías plantearte si realmente estás preparado para seguir una dieta vegana. En mi opinión es mejor que te comas un cacho de queso muy de vez en cuando antes que "sufrir" pensando en su sabor.

Volvamos entonces a la pregunta ¿Qué come un vegano?

Es muy sencillo: productos vegetales. Ampliándolo un poco más: frutas y hortalizas. Ampliándolo un poco más: frutas, verduras, cereales, frutos secos, semillas, legumbres, hongos y setas. Y ampliándolo más todavía:

Frutas: Plátanos, manzanas, peras, fresas, melocotones, melones, etc.
Brotes: Brotes de lentejas, brotes de centeno, brotes de sésamo, brotes de soja, etc.
Bulbos: Ajo, cebolla, hinojo, remolacha, etc.
Flores o Inflorescencia: Alcachofas, brócoli, coliflor, etc. 
Verduras de hoja: Espinacas, acelgas, lechugas, coles, etc.
Raíces: Nabo, zanahoria, yuca (o mandioca), etc.
Tallos: Puerro, espárragos, apio, etc.
Frutos de verduras: Pimientos, tomates, berenjenas, calabacines, etc.
Tubérculos: Patatas, boniatos (batata), ñames, etc. 
Cereales: Arroz, trigo, maíz, cebada, avena, etc.
Legumbres: Lentejas, guisantes, habas, judías (frijoles), soja, etc.
Frutos Secos: Nueces, almendras, avellanas, pistachos, etc.
Semillas: De calabaza, de lino, de girasol, de amapola, etc.
Hongos y Setas: Campiñones, boletus, shiitake, etc.
- ¿Nada más?
- ¿Te parece poco?
- Sí, no podría comer siempre lo mismo.
- Pero si solo de bananas ¡¡ hay más de 1.600 tipos en el mundo !! y entre ¡¡ 1000 y 2000 diferentes plantas comestibles para el ser humano !!
En mi opinión, la clave de la alimentación vegana sana es tomar estos alimentos en su forma entera o integral. Es decir, sin procesar. En inglés llaman a esto "Plant-Based diet".
Volviendo al ejemplo anterior, será más sano tomar la soja en forma de legumbre que no el tofu o la leche de soja, que usa una parte del grano de soja y lleva un proceso de elaboración que no controlamos.
Será mejor tomar fruta antes que zumos y pan integral en lugar de pan blanco de baguette.
El cuerpo a la larga soportará mejor la grasa de una fuente integral (aguacates, frutos secos, semillas) que no de fuentes refinadas (aceites, ¡ incluído el de oliva !).
El porqué a esto es muy simple. Yo no soy científico pero pienso, razono y experimento. Lo normal es que la naturaleza nos ponga directamente los alimentos necesarios para desarrollarnos sin necesidad de procesarlos. Es decir, la naturaleza nos pone en bandeja los alimentos que necesitamos para vivir. No necesitamos comprar comida empaquetada pudiendo coger una manzana de un árbol.

Creo que la correcta pirámide de la alimentación vegana tendría en su base las frutas, después las verduras, después los cereales integrales, seguidos de las legumbres y en el pico superior los frutos secos y semillas.

De esto se desprende que nuestra fuente de nutrientes principal serán los carbohidratos, seguido de proteínas y muy bajo en grasas. La cantidad de agua, vitaminas y minerales que obtendremos será muy alta pues las frutas y verduras están cargadas de ellos.

Como decía al principio, un vegano también puede comer muy mal. Si por ejemplo invierte la pirámide y su fuente principal de nutrientes son los frutos secos (altos en grasa) y la que menos las frutas y verduras, a la larga su cuerpo lo notará.
Ya no digamos si se abusan de productos refinados y procesados. Por ejemplo, las patatas fritas y la mayoría de snacks fritos y salados son aptos para veganos, al igual que el chocolate, gominolas, refrescos azucarados con gas, crema de cacahuete, alguna bolletría o el alcohol. Si abusamos de estos productos, no le estamos dando al cuerpo lo que de verdad necesita.

Volviendo a la variedad de alimentos veganos, si te da la sensación de que siempre comes lo mismo anímate a probar frutas o verduras nuevas. Según la época del año, a veces veo en la frutería frutas y verduras que no conocía o de tanto en tanto descubro algún nuevo cereal o clase de legumbre. Esto dependerá de la zona donde vivas, pero siempre descubrirás algo nuevo. Te pondré algún ejemplo:
Todos hemos probado las manzanas, pero si ya estás harto de las golden ¿has probado las manzanas pink lady? ¿o las kanzi? O si ya te aburre tanto plátano, manzana y pera ¿has probado las chirimoyas? ¿las brevas? ¿los lichis? ¿las pitayas? ¿los melones cantaloupe? ¿los dátiles medjool?
Dentro de las verduras ¿has probado la romanesca? ¿el asa de cántaro? ¿los berros? ¿las acelgas rojas?
Ahora se ha puesto muy de moda la quinoa, amaranto y trigo sarraceno pero ¿has probado el barley? ¿el mijo? ¿el farro?
¿Harto de comer lentejas? Prueba las rojas, las verdes o las blancas.

La variedad, aunque sea dentro de la misma clase de alimento es bueno para probar distintos sabores y combinaciones (bueno para los sentidos digamos) y también para incorporar distintas combinaciones de vitaminas y minerales que tienen estas diferentes especies (bueno para la salud).

Otro tema en el que no me extenderé mucho es ¿Cómo come un vegano?
Es decir, ¿como prepara los alimentos un vegano? Los alimentos de la base de la pirámide (frutas y verduras) se pueden comer crudos, aunque las verduras también se pueden hervir, freír, hacer al vapor, etc. Por eso hay veganos que son crudiveganos y solo comen alimentos crudos, aunque son una minoría, porque a los que incluyen cereales y legumbres no les queda más remedio que cocinar.
Lo "cocinillas" o el nivel de elaboración con el que prepares tus platos ya depende de la persona. Lo más sano es elaborar poco los platos (no sofritos, frituras o excesos de sal) pero como digo, depende de ti y de lo que quieras estimular tus sentidos.

Por compartir lo que yo como y mi experiencia diré que sigo una alimentación muy parecida a la pirámide que os comentaba antes. Aunque en mis inicios era crudivegano, solo comía fruta y verdura cruda y muy pocos frutos secos. Con el paso de los meses me di cuenta que era mucho más sencillo obtener las calorías necesarias (practico mucho deporte) si cocinaba unos cereales, legumbres o tubérculos.
Así que ahora mi forma de alimentarme es algo parecido al estilo Raw Till 4 que os comentaba en "Mi experiencia con el veganismo". Como fruta al desayuno, fruta y verdura a la comida (normalmente en batido) y a la cena cocino cereales, patatas, verduras y a veces legumbres.
Por supuesto a veces hago excepciones y si no tengo fruta madura o de calidad también cocino a la hora de comer. Esto siempre lo hago cociendo en agua o hirviendo al vapor, uso muy poca sal y a veces condimento con alguna especia picante como el curry.
Insisto en que lo más importante, en mi opinión, es comer alimentos vegetales en su forma integral.

Así que, como decía al principio, aquellas personas preocupadas por lo que pueda comer un vegano, verán que hay mucha variedad y combinaciones posibles ¡ prácticamente infinitas !
 — con Junior Alberto Meregildo Rodriguez.

No hay texto alternativo automático disponible.

7 efectos del alcohol en el organismo



Durante estas fiestas decembrinas es muy común el abuso en el consumo de alcohol lo que provoca daños considerable a nuestro cuerpo. Aquí encontrarás 7 razones por las cual es recomendable abstenerse de la ingesta de bebidas alcohólicas y así evitar estragos en tu organismo:

En el cerebro, el alcohol en exceso inhibe las funciones de la región frontal, por lo que disminuye la memoria, la capacidad de concentración y el autocontrol.
En el hígado, los efectos de esta metabolización son náuseas, vómitos y dolor de cabeza.
En el riñón, elimina más agua de la que ingiere y provoca que el organismo la busque en otros órganos. Esto provoca que las meninges (membranas que cubren el cerebro) pierdan líquido lo que genera el dolor de cabeza.
En el estómago, el alcohol aumenta las secreciones ricas en ácidos y mejora la digestión, pero cuando se bebe en exceso causa erosiones en la mucosa del estómago producidas por el etanol, principal componente del alcohol. El ardor estomacal será mayor si se mezclan diferentes bebidas, ya que la irritación gástrica se debe a todos los componentes bebidos.
En la piel, el alcohol aumenta el flujo de sangre, por lo que presenta más sudoración.
En los pulmones, el alcohol acelera la respiración. Si el alcohol circulante es demasiado detendrá la respiración.
En el corazón, los efectos del alcohol provocan un aumento en la actividad cardiaca y aceleración del pulso. Cuando el alcohol llega a la sangre, se produce una disminución de los azúcares presentes en la circulación, lo que provoca una sensación de debilidad y agotamiento físico.

Cuando se conjugan varios de estos factores se presenta la resaca o cruda. Algunos estudios revelan que es producto de los procesos metabólicos del hígado, los efectos diuréticos del alcohol y la disminución del azúcar en sangre; es decir la manifestación de los efectos enumerados anteriormente.

Así que, la próxima vez, brinde por su salud y cuide su organismo.


La imagen puede contener: texto

Las Drogas,sus Efectos Nocivos

Drogas. Materia prima de origen biológico que sirve para la elaboración de medicamentos, siendo el principio activo la sustancia responsable de la actividad farmacológica de la droga. Las drogas incluyen fármacos de prescripción legal cuyo uso indebido conduce a problemas de drogodependencia (barbitúricos), sustancias que se compran y se venden de forma ilegal (cocaína, heroína, Cannabis, LSD) y otras que se comercializan de forma legal (alcohol y tabaco).

Formas de consumo
Las drogas se pueden fumar (tabaco, marihuana), aspirar (cocaína), inhalar (pegamentos), inyectar (heroína) o tomarse por vía oral (alcohol, drogas de síntesis). Algunas pueden consumirse por diferentes vías, como es el caso de la heroína que se fuma, se aspira o se inyecta.

Efectos
Los efectos de las drogas son múltiples y complejos. En ocasiones, dependen de factores como la pureza, la vía de administración, la dosis consumida, la frecuencia y las circunstancias que acompañan al consumo (entorno, lugar, mezcla con otras sustancias). Las drogas actúan sobre el sistema nervioso central produciendo un efecto depresor, estimulante o perturbador. Las sustancias depresoras disminuyen o inhiben los mecanismos de funcionamiento normal del sistema nervioso central provocando relajación, sedación, somnolencia, hipnosis e incluso coma.

Los estimulantes producen sensación de fatiga y alteraciones del apetito o del sueño. Un tercer grupo de sustancias, llamadas alucinógenas o perturbadoras, alteran la percepción de la realidad, el estado de conciencia y provocan alucinaciones. Algunas sustancias producen más de un efecto, como las drogas de síntesis, que causan estimulación y perturbación del sistema nervioso central. Las alteraciones psicológicas van desde cambios en el estado de ánimo a crisis de ansiedad, crisis de pánico, delirios, alucinaciones e incluso trastornos psicóticos. Las drogas pueden afectar también a otros órganos como el hígado, los pulmones, los riñones, el páncreas o el corazón.

Abuso
El uso de drogas provoca, en la mayoría de los casos, fenómenos de tolerancia y adicción. A medida que el organismo se adapta a la presencia habitual de una sustancia se puede producir el fenómeno de la tolerancia, es decir, la necesidad de consumir dosis cada vez mayores y con más frecuencia para conseguir los mismos efectos. El empleo repetido de una droga puede crear adicción, es decir, la necesidad compulsiva de consumir esa droga regularmente sin que sea posible moderar su consumo o suprimirlo. La mayoría de las drogas producen dependencia física y psicológica.

Cuando una persona necesita consumir una droga para conseguir un estado afectivo agradable o evitar un estado desagradable, tiene una dependencia psicológica de esa sustancia. Muchas veces, esa dependencia es muy fuerte y difícil de superar. El uso regular de una sustancia química produce, en muchos casos, alteraciones fisiológicas en el organismo que originan una dependencia física de esa sustancia. El organismo se ‘acostumbra’ a la presencia de la droga y la ‘necesita’ para funcionar con normalidad. Si la droga se suprime o se reduce, el organismo responde con un conjunto de síntomas físicos y psíquicos que reciben el nombre de síndrome de abstinencia. El síndrome de abstinencia depende de cada droga y, a veces, se controla con medidas terapéuticas sintomáticas o sustitutivas (sustancias menos nocivas, de efectos parecidos, que se retiran progresivamente).

Tipos
Heroína
Ketamina
Éxtasis
Gamma hidroxibutirato (GHB)
LSD
Fenciclidina (PCP)
Hongos alucinógenos
Mescalina
Anfetaminas
Sustancias volátiles
Cocaína

La cocaína es una droga que estimula el sistema nervioso central y que alcanza rápidamente el cerebro. Sus consumidores experimentan euforia, aumento de la sociabilidad y locuacidad, hiperactividad, mejor rendimiento en las tareas de vigilancia y alerta, sensación de confianza en sí mismo y bienestar. Disminuye la fatiga, el apetito y reduce el sueño. También eleva la presión sanguínea, aumenta la frecuencia cardiaca, la temperatura, la sudoración y dilata las pupilas. Las dosis elevadas pueden desencadenar temblores y movimientos convulsivos, alucinaciones, ansiedad y agresividad intensa.

Heroína

Sustancia semisintética derivada del opio. Se elabora mediante síntesis química a partir de la morfina. La heroína es una droga ilegal altamente adictiva. Popularmente se conoce también con los nombres de caballo, potro, jaco, reina y dama blanca. La heroína se vende ilegalmente en forma de polvo blanco o marrón. Por lo general, se disuelve en agua y se inyecta en las venas (‘pico’). Sin embargo, la amenaza del SIDA ha contribuido a que, en la actualidad, se consuma fumada o mediante aspiración de los vapores que se obtienen al calentarla. Los efectos provocados por el consumo de heroína aparecen muy rápido. En los primeros instantes puede producir náuseas y vómitos; después se experimenta una cierta euforia, un placer profundo y una intensa sensación de bienestar.

Marihuana

La planta de la marihuana, también conocida como hachís, cáñamo índico y grifa, se utiliza como droga en muchas partes del mundo. Las hojas o las flores secas se fuman o ingieren. También se ha utilizado como sedante y analgésico.

Prevención
La educación y la información, sobre todo a los jóvenes, en cuanto al tipo de sustancias que existen y los riesgos inherentes a su consumo es, en muchos países, la mejor forma de prevenir y evitar el uso de las drogas.

Problemática social
El consumo de drogas constituye un problema social de gran importancia. La mayoría de las drogas crean una adicción que es difícil de superar de forma individual y que, en muchos casos, no es reconocida por el propio consumidor. Esa adicción origina graves conflictos familiares, de pareja, escolares, laborales e, incluso, problemas legales que deterioran el entorno social de la persona. Para luchar contra las drogas se han creado organismos y centros de asistencia a drogodependientes formados por profesionales (médicos, psicólogos, personal de enfermería, trabajadores sociales y monitores) preparados para informar, orientar y apoyar a todas aquellas personas que, por una u otra razón, necesitan esas sustancias.


No hay texto alternativo automático disponible.