martes, 17 de julio de 2018

30 Alimentos Afrodisíacos

Afrodita, la diosa griega del amor evoca erotismo, sensualidad y placer. De ahí que las sustancias que evocan sus cualidades son nombradas como afrodisíacos. Aunque también cuenta la leyenda, que los llamaron así por sus formas similares a los genitales, pezones y otras zonas erógenas. Mito o realidad, la verdad es que existen los afrodisíacos y se usan para estimular el apetito sexual. Es que tienen compuestos bioquímicos, grupos vitamínicos que ayudan biológicamente a tener una mejor vida sexual y a la vez, sus sabores y texturas despiertan los sentidos. Son verdaderos manjares para el paladar y pócimas exóticas que seducen y proclaman una noche de pasión. Sin embargo, no es necesario hacer magia, pociones ni un plato especial para poder gozar de sus atributos nutricionalmente sexy. Sino que más bien, lo importante es incluirlos en la dieta diaria. Algo así como para estar siempre preparados para la hora del amor. Son deliciosos y poderosos y juntos conforman la dieta del placer. Las cantidades son variables. “Sería muy difícil precisar, pero por poner algunos ejemplos en los alimentos de más marcada función afrodisíaca, bastarían media docena de ostiones, 10 frutillas, o un plato normal de garbanzos para producir ya un efecto notable”, explica Guillermo Rodríguez, doctor español en farmacia y nutrición, (En ese sentido, recomienda que se usen en forma diaria para hacer crónicos sus efectos, ya que no sería necesario tomar una gran cantidad en una sola oportunidad para conseguirlos. El especialista internacional anima, a incorporar el ginseng y la nuez moscada como especies principales en las comidas y postres.

La imagen puede contener: comida

Desequilibrio en el Organismo

Son varias las consecuencias que se manifiestan al suspender el consumo balanceado de los tres grupos de alimentos. Especialistas en trastornos alimenticios coinciden en que el cuerpo humano manifiesta como principales problemas internos los siguientes: Hipoalbuminemia, Anemia, Hipervitaminosis o hipovitaminosis, Hipotension y Osteoporosis. Signos visibles: Pierde cabello y su brillo, en la piel pierde lozanidad y su color y en el aspecto físico pierde su peso con mayor rapidez.

No hay texto alternativo automático disponible.

viernes, 15 de junio de 2018

LESIONES EN LOS PIES

LESIONES EN LOS PIES 

Cada uno de sus pies tiene 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos. Es por eso que pueden suceder muchos problemas de salud. Estos son algunos problemas comunes: Juanetes: masa dura y dolorosa en la articulación del dedo gordo del pie. Callos y durezas: piel engrosada por la fricción o la presión. Verrugas plantares: verrugas en la planta del pie. Caída del arco: también conocido como pie plano El uso de zapatos inadecuados suele causar estos problemas. La edad y el sobrepeso también aumentan las posibilidades de tener problemas en los pies

No hay texto alternativo automático disponible.

viernes, 8 de junio de 2018

BUENA POSTURA

 

Más allá de los dolores de espalda o de cabeza que nos puede reportar, una mala postura puede acarrear problemas más graves y duraderos, como por ejemplo fatiga crónica, hernias discales y mala alineación corporal. Un problema muy típico, sobre todo en mujeres, es la mala alineación de la cadera, ya que en posición de reposo tendemos a cargar todo nuestro peso corporal únicamente sobre una de las piernas. Esta desalineación se acentúa debido a otros factores externos, por ejemplo, el uso de tacones altos. Las causas de una mala postura son muchas y variadas, pero más importante es que todas tienen solución: el sobrepeso, el poco tono muscular o la posición incorrecta frente a una pantalla son todos problemas que podemos solventar a través de la toma de consciencia de nuestro cuerpo. A estas causas de una mala postura añadiría otra que está tomando fuerza en los últimos años: la desalineación del cuerpo, sobre todo en la zona de la columna dorsal y cervical, debido al uso de móviles y tabletas. Nadie cuando está mandando mensajes por el móvil se coloca el aparato a la altura de los ojos, sino que agachamos la cabeza mientras lo sostenemos en el regazo. He visto numerosos casos de personas que vienen a Pilates con dolor cervical y cuando les propongo esta causa se quedan alucinados. ¿Cómo mantener una buena postura en cualquier situación? No sólo debemos fijarnos en nuestra postura cuando hacemos ejercicio, sino que debemos ser conscientes de nuestro propio cuerpo en cualquier momento y lugar. Esperar de pie en la cola del supermercado, o hacer tiempo sentados mientras viene el metro también son ocasiones en las que debemos cuidar nuestra postura. La infografía nos da los puntos clave a tener en cuenta para mantener una buena postura mientras estamos de pie, sentados, caminando, corriendo y durmiendo. Repasemos los datos más importantes: Si estamos sentados: espalda recta, hombros atrás y abajo, y plantas de los pies apoyadas en el suelo. Recuerda que cruzar las piernas puede entorpecer la circulación y hacernos padecer de piernas hinchadas o cansadas. Si estamos de pie: pecho arriba y abdomen activado, ya que los músculos abdominales son los que nos ayudan a estabilizarnos. Rodillas un poco flexionadas, y peso del cuerpo repartido entre las dos piernas. Al caminar: mantener la cabeza arriba y el cuello erguido, y evitar mirar al suelo, ya que puede provocarnos dolor cervical. Asegúrate de pisar correctamente: primero con el talón del pie, para pasar luego hacia la punta. Al correr: los codos deben ir doblados en ángulo recto para que el movimiento de los brazos acompañe al de las piernas. Debemos pisar con la parte media del pie (nunca recibir el impacto con el talón) para pasar hacia los dedos. Al dormir: la postura más correcta para dormir es de lado y con las piernas encogidas, ya que es la que mantiene nuestra columna alineada de la forma más correcta. Dormir sobre un buen colchón, y renovarlo cuando sea necesario, es vital para conseguir un descanso de calidad.

La imagen puede contener: texto

LA DISFUNCIÓN TIROIDEALA

 
Para que nuestro organismo funcione correctamente es muy importante tener las concentraciones adecuadas de hormonas T3 y T4. Cuando éstas no son las adecuados hablamos de que existe una disfunción tiroidea. Si la glándula tiroides es hipoactiva, no produce suficientes cantidades de hormonas tiroideas y los procesos metabólicos son más lentos por lo que el cuerpo se ralentiza y se dice que existe hipotiroidismo. El hipotiroidismo es la enfermedad más frecuente de la glándula tiroides. Los síntomas más frecuentes son: debilidad, calambres musculares, cansancio, somnolencia, retraso psicomotor, disminución de la memoria, concentración deficiente, olvidos, malhumor, irritabilidad, sordera, depresión, aumento de peso por retención de líquidos, infertilidad, estreñimiento, disfonía, nerviosismo, alteraciones en los ciclos menstruales, periodos abundantes, disminución de la frecuencia del latido cardíaco, intolerancia al frío, piel fría, seca, áspera y rugosa, frecuentemente con aparición de un color amarillento debido a la acumulación de carotenos, cabellos secos, caída del cabello, hinchazón de los párpados y cara, ronquera y tos o faringitis persistentes. Si, por el contrario, se tiene demasiada hormona tiroidea en la sangre, el cuerpo trabaja más rápidamente. Estaríamos ante un caso de hipertiroidismo. Los síntomas más frecuentes de hipertiroidismo son: nerviosismo, debilidad, aumento de la sudoración, intolerancia al calor, palpitaciones, insomnio, pérdida de peso, puede presentar diarreas, temblor de manos, fatiga, sudoración excesiva, molestias oculares, ansiedad, en mujeres menstruaciones escasas o ausentes (amenorrea). También pueden aparecer manifestaciones cutáneas y oculares. Por último, se habla de eutiroidismo, cuando la glándula tiroides funciona con normalidad, lo que se traduce en que existe la cantidad adecuada de hormonas tiroideas en el torrente sanguíneo. Es frecuente que la disfunción de la tiroides pase desapercibida en muchos pacientes durante un largo periodo debido a que los síntomas no indican un diagnóstico claro. Un periodo de depresión, el embarazo y la menopausia pueden enmascarar los signos de dicha disfunción. Por lo tanto, si experimentas alguno de estos síntomas, tanto de hipertiroidismo o hipotiroidismo, pide a tu médico que te realice una prueba de sangre. Una analítica será suficiente para determinar la concentración de hormona TSH estimulante de la tiroides que, a su vez, puede indicar cualquier disfunción potencial

La imagen puede contener: una persona, de pie y texto

lunes, 14 de mayo de 2018

PIRAMIDE DE HIDRATACION:

 

La Pirámide de la Hidratación Saludable ha sido resultado de un encuentro entre representantes de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y el Observatorio de la Nutrición y la Actividad Física en Zaragoza, el pasado mes de junio. Las recomendaciones consensuadas quedaron asentadas en una Guía de la Hidratación Saludable y la Pirámide que pretenden informar a la población acerca de cómo optimizar su hidratación. La Pirámide es un buen recurso que, de forma gráfica, muestra no sólo la cantidad sino también, la calidad y el tipo de los líquidos recomendados para conseguir una hidratación adecuada. En el grupo 1, en la base de la pirámide, se encuentran aguas minerales, aguas de manantial o del grifo con bajo contenido en sales. Éstos son los líquidos que más deberíamos consumir a diario. El grupo 2 está representado por aguas minerales o de grifo con mayor contenido salino,bebidas acalóricas o refrescos sin azúcar y té o café sin azúcar. En el grupo 3 se encuentran las bebidas con nutrientes beneficiosos como son: zumos de frutas y verduras naturales, leche o lácteos descremados y sin azúcar, sustitutos de la leche, cerveza sin alcohol, bebidas deportivas y té o café con azúcar. Acercándonos al extremo de la pirámide, en el grupo 4, se sitúan los refrescos carbonatados o noy aquellas bebidas que contienen azúcar o fructosa.

No hay texto alternativo automático disponible.

DOLOR DE CABEZA:

DOLOR DE CABEZA:

Es un dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello. Las causas graves de los dolores de cabeza son raras. La mayoría de las personas con dolores de cabeza se pueden sentir mucho mejor haciendo cambios en su estilo de vida, aprendiendo formas de relajarse y, algunas veces, tomando medicamentos. Causas: Los tipos de dolores de cabeza más comunes probablemente son causados por tensión muscular en los hombros, el cuello, el cuero cabelludo y la mandíbula. Este tipo de dolor de cabeza se denomina cefalea tensional. Puede estar relacionado con el estrés, la depresión, la ansiedad, un traumatismo craneal o sostener la cabeza y el cuello en una posición anormal. Tiende a darse en ambos lados de la cabeza. A menudo comienza en la parte posterior de la cabeza y se propaga hacia delante. El dolor puede ser sordo u opresivo, como una banda apretada o una prensa. Es posible que se sienta dolor y rigidez en los hombros, el cuello y la mandíbula. Una jaqueca implica un dolor fuerte que generalmente ocurre con otros síntomas, como cambios en la visión, sensibilidad al ruido o a la luz o náuseas.Con una migraña: El dolor puede ser palpitante, saltón o pulsátil. Tiende a comenzar en un lado de la cabeza y se puede propagar a ambos lados. Es posible que uno experimente un "aura", un grupo de síntomas de advertencia que se inician antes del dolor de cabeza. El dolor generalmente empeora a medida que uno trata de desplazarse de un lugar a otro. Las migrañas se pueden desencadenar por alimentos como el chocolate, ciertos quesos o el glutamato monosódico (GMS). La abstinencia de cafeína, la falta de sueño y el alcohol también pueden desencadenarlos. Los dolores de cabeza de rebote, dolores de cabeza que continúan reapareciendo, pueden ocurrir a raíz del consumo excesivo de analgésicos. Por esta razón, también se pueden llamar dolores de cabeza por el consumo excesivo de medicamentos. Las personas que toman analgésicos más de 3 días a la semana de manera regular pueden desarrollar este tipo de dolor de cabeza. Otros tipos de dolor de cabeza: Cefalea en brotes: es un dolor de cabeza agudo y extremadamente doloroso que ocurre hasta varias veces al día durante meses y luego desaparece por un período de tiempo similar. El dolor de cabeza dura menos de una hora y tiende a ocurrir a las mismas horas todos los días. Cefalea sinusal: causa dolor en la parte frontal de la cabeza y la cara. Este tipo de dolor de cabeza se debe a la inflamación en los conductos de los senos paranasales que están detrás de las mejillas, la nariz y los ojos. El dolor es peor cuando uno se inclina hacia adelante y cuando despierta en la mañana. Los dolores de cabeza pueden ocurrir si uno tiene un resfriado, gripe, fiebre o síndrome premenstrual. Dolor de cabeza debido a un trastorno llamado arteritis temporal. Se trata de la inflamación e hinchazón de una arteria que irriga parte del área de la cabeza, las sienes y el cuello. En raras ocasiones, un dolor de cabeza puede ser un signo de una causa más seria como: Sangrado en el área entre el cerebro y el tejido delgado que lo cubre (hemorragia subaracnoidea). Presión arterial muy alta. Infección cerebral como meningitis o encefalitis, o absceso. Acumulación de líquido dentro del cráneo que lleva a hinchazón cerebral (hidrocefalia). Acumulación de presión dentro del cráneo que parece ser un tumor, aunque no lo es (tumor cerebral). Intoxicación con monóxido de carbono. Falta de oxígeno durante el sueño (apnea del sueño). Problemas con los vasos sanguíneos y sangrado en el cerebro, como malformación arteriovenosa(MAV), aneurisma cerebral o accidente cerebrovascular. Cuidados en el hogar Hay medidas que usted puede tomar para manejar los dolores de cabeza en casa, especialmente migrañas o dolores de cabeza tensionales. Intente tratar los síntomas de inmediato. Cuando comiencen los síntomas de migraña: Beba agua para evitar deshidratarse, especialmente si ha vomitado. Descanse en una habitación tranquila y oscura. Coloque un paño frío sobre la cabeza. Utilice cualquier técnica de relajación que haya aprendido. Un diario de los dolores de cabeza puede ayudarle a identificar los desencadenantes. Cuando se presente un dolor de cabeza, anote lo siguiente: La fecha y la hora en que comenzó. Lo que comió en las últimas 24 horas. La cantidad de tiempo que durmió la noche anterior. Lo que estaba haciendo y dónde estaba justo antes de que comenzara el dolor de cabeza. Cuánto tiempo duró el dolor de cabeza y qué lo detuvo. Revise su diario con el médico para identificar factores desencadenantes o un patrón de los dolores de cabeza. Esto puede ayudarle a usted y a su médico a crear un plan de tratamiento. Conocer los factores desencadenantes puede ayudarle a evitarlos. Su médico ya le puede haber recetado medicamentos para tratar su tipo de dolor de cabeza. Si es así, tome el medicamento de acuerdo con las instrucciones. Para las cefaleas tensionales, ensaye con paracetamol, ácido acetilsalicílico (aspirin) o ibuprofeno. Hable con el médico si está tomando analgésicos tres o más días a la semana.

No hay texto alternativo automático disponible.